Prevención de la gingivitis y la periodontitis

La gingivitis y la periodontitis son las principales enfermedades de las encías. Una buena prevención y detección a tiempo son las claves para evitar complicaciones como el sangrado, la inflamación… Incluso la pérdida dental. ¿Cómo evitar la gingivitis y la periodontitis?

Se conocen como enfermedades periodontales. Conforme avanzan afectan a las encías y los tejidos que sostienen los dientes. Pero, ¿Sabes en qué consisten exactamente la gingivitis y la periodontitis?

La gingivitis es el primer estadio de la enfermedad periodontal y provoca la inflamación y enrojecimiento de las encías. En la mayoría de los casos se debe a la acumulación de placa bacteriana y es un proceso reversible. Pero si la gingivitis no se detecta ni trata a tiempo puede evolucionar a la periodontitis. También conocida como piorrea, puede provocar la pérdida del diente afectado. Además de la falta de higiene dental, hay otros factores que favorecen el desarrollo de la gingivitis y la periodontitis:

  • Genética.
  • Alimentación.
  • Tabaco.
  • Etapas de cambios hormonales (por ejemplo, embarazo) se conoce como gingivitis gestacional.
  • Otras enfermedades como la diabetes.

Consejos para prevenir las enfermedades periodontales

Entonces, ¿Cómo evitar la gingivitis y la periodontitis? Existen diversas pautas a seguir:

  • Rutina de higiene bucodental. Mantener unos buenos hábitos de limpieza oral es imprescindible para prevenir las enfermedades periodontales. Esto consiste en cepillarse los dientes después de cada comida y durante dos minutos como mínimo. Para conseguir una limpieza dental más profunda se aconseja completar el cepillado con otras técnicas como el hilo dental o el enjuague bucal.
  • Alimentación sana. Los alimentos que comemos influyen en nuestra salud bucodental. Para prevenir las enfermedades periodontales, se recomienda evitar el exceso de azúcar y ácidos.
  • Estilo de vida sano. Cuidar la salud general nos ayudará a lucir una sonrisa más sana. Por ello es importante evitar el tabaco y mantener controladas enfermedades como la diabetes.
  • Acudir al dentista con regularidad. La gingivitis y la periodontitis también se conocen como las enfermedades bucodentales “silenciosas”, porque son poco visibles a simple vista. En este sentido es importante acudir a la consulta con regularidad para prevenir sus primeros síntomas antes de que estén muy desarrolladas.

Mantener una boca sana es fundamental para prevenir las enfermedades periodontales. En Dental Abril realizaremos un estudio personalizado para detectar estas patologías y prevenir sus efectos sobre tu sonrisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *