Cirugía Maxilofacial

CIRUGÍA ORAL Y MAXILOFACIAL

 

Hoy día consideramos imprescindible contar en nuestro equipo clínico con el cirujano máxilofacial, para solucionar todos aquellos casos de mayor complejidad que necesiten de la habilidad técnico quirúrgica que brinda este profesional.

Su habilidad en este campo incluye:

Extracciones dentarias complejas o de piezas muy destruídas, generando el mínimo traumatismo y acondicionando la zona para su óptima cicatrización, pudiendo a posteriori colocar un implante con la mejor predecibilidad.

En otros casos es necesaria la regeneración alveolar, para evitar el colapso de las paredes y regenerar con un hueso más mineralizado que cree un buen sostén para que le paciente pueda en un futuro acceder a la colocación de implantes.

Extracción de molares de juicio y caninos incluidos.

Fenestraciones para  casos de ortodoncia.

Cirugía de frenillos, a través de técnicas muy sencillas como la zetaplastia, que evitan futuros problemas, y que muchas veces son también técnicas complementarias en el tratamiento ortodóntico.

Implantes complejos con regeneración ósea, en donde la cantidad de hueso disponible es escasa y muchas veces es necesario el aumento de volumen de la cresta ósea.  A través de técnicas de expansión y materiales de relleno, es posible solucionar con éxito estos casos. Son procedimientos sencillos, en donde lo más importante luego de realizar el diagnóstico y plantear el tratamiento, es la habilidad del cirujano y los materiales regenerativos a utilizar.

La búsqueda de un material de relleno ideal, sustituto del hueso, ha sido uno de los desafíos de la odontología. Cada vez con más frecuencia oímos hablar de rellenos óseos y qué características debería reunir este material regenerativo. El objetivo fundamental es que los materiales a utilizar tengan determinadas propiedades y dentro de ellas destacamos la capacidad de que sean materiales osteoinductores y osteoconductores. Esto significa que el material a colocar forme una trama adecuada para que el organismo lo transforme en hueso propio y que además ese hueso que se forme sea de buena calidad y correcta mineralización.

cirugiamaxil

Apicectomías

Es el tratamiento quirúrgico de los focos apicales, es decir lesiones que muchas veces están en la punta de la raíz que generan molestias y comprometen las piezas dentales. Con la apicetomía se procede a quitar la punta de la raíz y el tejido infectado que hay alrededor. Es un tratamiento que siempre debe ofrecerse como recurso para salvar una pieza, siempre que la predecibilidad de la pieza en cuestión lo permita, para lo cual se debe valorar clínica y radiográficamente, así como también existencia de una correcta endodoncia previa.

Elevación de seno maxilar

Los senos maxilares son cavidades neumáticas que aligeran el macizo cráneofacial.

Cuando faltan piezas dentales, muchas veces, por diferencias de presiones, el suelo del seno maxilar desciende y el espacio que queda para colocar implantes no es adecuado.

Otras veces, la cantidad de hueso perdido por el paciente en los sectores posteriores, imposibilita la colocación de implantes debido justamente a esa insuficiencia ósea.

La elevación del seno maxilar es una técnica complementaria que realiza el cirujano máxilofacial para elevar el suelo de esa cavidad, regenerar la zona mediante relleno óseo, generalmente utilizamos una combinación de hueso autólogo con hueso artificial, y si el caso lo permite colocamos los implantes en la misma intervención.

Actualmente la elevación de seno maxilar es una técnica rutinaria, con muy buen pronóstico y muy importante para que el paciente recupere la funcionalidad masticatoria en las zonas posteriores.