Implantes dentales: qué son y cómo es el tratamiento

  1. Implantología

Cualquier momento del año es perfecto para dar el paso: llevar a cabo ese tratamiento dental que llevas tanto tiempo postergando. Los implantes dentales constituyen una increíble mejora de la estética y de la funcionalidad bucal, pero muchas personas no se atreven a decidirse por falta de información. 

En la Clínica Dental Abril siempre estamos abiertos a resolver todas vuestras dudas sobre éste y otros tratamientos. En este artículo, os explicaremos en qué consiste un implante dental y de qué manera realizamos el tratamiento para devolver a la boca toda su funcionalidad. 

Para qué sirven los implantes dentales

Los implantes dentales son tornillos realizados a base de titanio que, colocados en el espacio correspondiente, sustituyen la raíz de la pieza dental perdida. El titanio es un metal biocompatible, es decir, que permite su integración con la totalidad de tejidos de la boca. 

Utilizando este material, disponemos de la garantía de que el implante será estable y que no provocará reacciones alérgicas o rechazo en el paciente. También, hay que tener en cuenta la gran resistencia de este material, de manera que su funcionamiento mecánico resulta perfecto para desempeñar su función. 

La implantología dental se ha ido imponiendo paulatinamente frente a otros tratamientos sustitutorios de las piezas dentales. Y es que a su elevado porcentaje de éxito -entre el 95 y 98%- se le suman otros beneficios muy a tener en cuenta. Los implantes dentales proporcionan unos niveles de confort, bienestar y durabilidad óptimos, además de proporcionar grandes resultados a nivel estético. 

Etapas del tratamiento

A la hora de someterte a un implante dental, existen varias fases a seguir por los profesionales del ámbito odontológico. En la Clínica Dental Abril llevamos a cabo todos los pasos de este protocolo, empezando por la fase de diagnóstico. Durante un examen preliminar, realizamos una valoración clínica para determinar tanto la calidad como la cantidad de hueso disponible para realizar la intervención.

Tras la planificación, pasamos a la fase quirúrgica. En ella, procedemos a la colocación del implante -o implantes- a través de un procedimiento quirúrgico sencillo, que solamente requiere de anestesia local. La operación no supone dolor alguno para el paciente; además, se realiza una cirugía muy poco invasiva, guiada por ordenador. De esta manera, garantizamos el mayor confort para nuestros pacientes y para que, una vez terminada la cirugía, puedan retomar su rutina habitual. 

Finalmente, llegamos a las dos últimas fases del tratamiento: la fase protética y la fase de mantenimiento. En la primera, nos aseguramos de tomar las medidas necesarias para garantizar la restauración que hará capaz la funcionalidad de la pieza dental. Para ello, normalmente se coloca una prótesis provisional, que permanecerá en el espacio interdental hasta que la pieza definitiva esté terminada. 

Por otro lado, la fase de mantenimiento es imprescindible para controlar que la osteointegración del implante se produzca correctamente y sin anomalías. Los controles periódicos a nuestros pacientes hacen que sea posible que los implantes perduren en el tiempo.

Si estás interesad@ en un tratamiento de implantes, pide tu cita haciendo clic en este enlace o ponte en contacto con nosotros en el teléfono 93 476 22 40.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *