Cómo combatir el mal aliento

El mal aliento o halitosis consiste en el conjunto de olores desagradables que proceden del interior de la boca. Conocer las causas que lo provocan es clave para combatirlo y conseguir un aliento más fresco. ¿Cómo acabar con el molesto mal aliento?

En muchos casos el mal aliento se produce de forma puntual. Pero en otros puede ser algo continuado y desagradable, aunque resulte imperceptible por quien lo padece. Pero, ¿Cuáles son las causas del mal aliento? Una de las principales es la alimentación. La descomposición de los alimentos que comemos a diario puede generar mal aliento. conveniente evitar alimentos como la cebolla o el ajo, que generan un mal aliento momentáneo en el paciente.

En otros casos la halitosis se debe a una higiene oral insuficiente. Los restos de comida y bacterias se acumulan entre los dientes, las encías y sobre la lengua, provocando un aliento desagradable. En este sentido el tabaco también favorece la halitosis de forma más permanente. Los pacientes fumadores son más propensos a desarrollar complicaciones como las enfermedades periodontales y halitosis. La ingesta de algunos medicamentos y la xerostomía o sequedad bucal también favorecen el mal aliento de forma puntual.

¿Cómo combatir el mal aliento?

Existen diversas pautas para combatir el mal aliento:

Rutina de higiene oral diaria

La base de una buena rutina de higiene es el cepillado dental. Pero muchas veces los filamentos del cepillo no consiguen llegar a esos espacios en los que se acumulan las bacterias que generan mal aliento. Por ello es recomendable complementar el cepillado con técnicas de higiene interproximal, como el enjuague bucal.

No olvides limpiar la lengua

Aunque su aspecto sea saludable, en la superficie lingual se almacenan diferentes tipos de bacterias relacionadas con la halitosis. Para limpiar la superficie de la lengua con profundidad es aconsejable el uso de un limpiador lingual específico. También pueden generar halitosis las enfermedades como los cánceres y los desórdenes metabólicos pueden comportar mal aliento provocado por los químicos que producen. El reflujo constante de ácidos estomacales también está relacionado con la halitosis.

Estilo de vida sano

Mantener una alimentación equilibrada es esencial ara una boca sana y un aliento fresco. Masticar chicle sin azúcar después de las comidas también ayuda a mantener un buen aliento durante más tiempo, aunque nunca debe sustituir el cepillado dental.

Acudir a tu dentista de confianza

Algunos restos de bacterias quedan incrustados en la cavidad oral y favorecen el desarrollo de mal aliento. Una limpieza dental profesional ayudará a conseguir una boca más sana y un aliento más fresco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *