¿Cómo afecta el verano a mi sonrisa?

Un año más ha llegado el calor, las vacaciones, las bebidas muy frías… El verano es una época esperada por muchos pero, ¿Sabías que puede afectar a tu sonrisa? ¿Qué relación hay entre verano y salud bucal?

El verano es una época de calor, bebidas muy frías, alterar horarios y comidas, y a menudo descuidar la higiene bucal. Todos estos elementos están relacionados con el desarrollo de patologías como la sensibilidad dental o la halitosis. ¿Cómo evitarlo y lucir una sonrisa perfecta durante todo el verano?

Verano y salud bucodental

Estas son las patologías bucales más relacionadas con el verano:

  • Sensibilidad dental. Esa sensación de dolor intenso y focalizado al tomar un helado, un refresco… ¿Te suena? Probablemente se trata de dientes sensibles. La sensibilidad dental se debe a la exposición de la dentina y es una de las alteraciones estrella durante el verano.
  • Mal aliento. La falta de higiene bucal y salivación provoca el mal aliento, que también es muy común durante el verano.
  • Xerostomía. El síndrome de la boca seca también suele aumentar en esta época del año, por la falta de salivación, el calor y las alteraciones en las glándulas salivales. En este sentido es muy importante beber mucha agua y reducir bebidas energéticas o refrescos.
  • Playa y piscina. ¿Sabías que muchos casos de traumatismo dental en verano se deben a golpes en la piscina? Resbalones, malas caídas… Por otro lado el agua de las piscinas suele llevar muchos productos químicos que pueden aumentar la presencia de placa bacteriana en nuestros dientes y encías.

Entonces, ¿Cómo mantener una sonrisa radiante este verano? Es importante seguir una serie de cuidados diarios para lucir la mejor de nuestras sonrisas durante todo el verano:

  • Rutina de higiene bucal. Cepillar los dientes después de cada comida es fundamental. Pero no olvides que el cepillado por sí solo es insuficiente, de modo que se aconseja el uso de otras técnicas como el hilo dental o el colutorio.
  • No abusar del azúcar. Helados, refrescos… Estos alimentos tan consumidos durante el verano son muy azucarados y pueden influir en el desarrollo de caries. Moderar el consumo de estos alimentos será clave para mantener una boca más sana.
  • Protege tu boca. En verano apetece hacer deporte y actividades al aire libre, pero ¡Cuidado! Es importante proteger la boca para evitar golpes y traumatismos.
  • Visita a tu dentista. Las vacaciones son un gran momento para corregir pequeñas imperfecciones (manchas, problemas de forma…) y lucir una sonrisa sana, bonita y brillante durante todo el verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *