¿Cómo afecta el estrés a la salud bucodental?

El ritmo diario de la rutina genera un estrés que pasa factura a nuestra salud, incluidos dientes y encías. Pero, ¿Qué efectos tiene el estrés en mi sonrisa?

Diversos estudios han relacionado las situaciones de estrés con el desarrollo de enfermedades bucodentales. Además, el estrés suele potenciar hábitos perjudiciales como el tabaquismo, o incluso desequilibra la alimentación.

Complicaciones bucodentales relacionadas con el estrés

El estrés afecta de distintas formas a nuestra sonrisa:

  • Bruxismo. Es el hábito de apretar y rechinar los dientes. En la mayoría de casos el bruxismo se produce de forma inconsciente y nocturna, mientras dormimos. La presión que se ejerce sobre la mandíbula puede provocar todo tipo de daños en los dientes, como fisuras y sensibilidad dental. También puede provocar molestias en el resto del cuerpo, como dolores de cabeza y musculares. Según un estudio el estrés es la principal causa del 80% de casos de bruxismo.
  • Gingivitis y periodontitis. Son las principales enfermedades de las encías. Sus principales síntomas son la inflamación, el enrojecimiento y el sangrado durante el cepillado. Las enfermedades periodontales se deben en muchos casos a la acumulación de placa bacteriana por la falta de higiene oral. Pero el estrés y los cambios hormonales potencian su desarrollo.
  • Llagas y aftas bucales. Se trata de diferentes irritaciones que surgen en la boca por diferentes motivos: virus, falta de higiene, roces con los aparatos… y estrés. En general las irritaciones bucales desaparecen al cabo de pocos días.
  • Xerostomía. Es el conocido síndrome de la boca seca. El estrés y la ansiedad pueden alterar la producción de saliva y generar sequedad bucal.

Entonces, ¿Cómo reducir el estrés?

Un primer paso para evitar todas estas complicaciones es reducir el estrés. Pero, ¿Cómo conseguirlo? Muchos expertos recomiendan realizar de vez en cuando ejercicios de relajación, como por ejemplo meditar, escuchar música relajante… También se aconseja practicar deporte, ya que ayuda a liberar tensiones. Por otro lado existen diferentes tipos de infusiones que nos ayudarán a relajarnos. Reducir los niveles de estrés no sólo beneficiará a nuestro cuerpo y mente: también a nuestra sonrisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *