Carillas dentales: ¡Cambia tu sonrisa!

Las carillas dentales son uno de los tratamientos estéticos estrella. Permiten cambiar la sonrisa en poco tiempo y de forma mínimamente invasiva. Pero, ¿Cuándo necesito carillas dentales? ¿Qué ventajas ofrecen?

Se trata de láminas finas hechas de materiales como la porcelana, que se adhieren a la superficie dental. Si seguimos los cuidados adecuados, las carillas pueden durar muchos años ya que son muy resistentes. Pero, ¿Cuándo es necesario colocar una carilla dental? Se recomiendan para solucionar pequeñas imperfecciones en la sonrisa:

El proceso de colocación es rápido e indoloro, aunque a veces es necesario tallar mínimamente el diente para facilitar su encaje. En cuestión de horas las carillas permiten cambiar la sonrisa y obtener unos dientes uniformes y perfectos.

Ventajas y mitos de las carillas dentales

Las carillas dentales aportan varios beneficios sobre la sonrisa en comparación con otros tratamientos:

  • Tratamiento rápido y sencillo. En muy poco tiempo podrás recuperar una sonrisa perfecta y radiante, sin dolor y de forma mínimamente invasiva. El desgaste dental es mínimo.
  • Resultados duraderos. Las carillas son muy resistentes y pueden durar muchos años. Después de su colocación no es necesario hacer un mantenimiento específico, más allá de la rutina de higiene bucodental diaria.
  • Se adaptan a tu sonrisa. La evolución en estética dental ha permitido desarrollar diferentes tipos de carillas dentales. Así, disponemos de diferentes materiales para colocar el que aporte un resultado más natural y uniforme. Además el paciente puede escoger de forma previa el tono que más se ajuste a su sonrisa.

Como cualquier tratamiento bucodental, las carillas han generado todo tipo de mitos entre pacientes. Uno de los más extendidos es sobre el resultado final. Muchos pacientes se preocupan porque otros puedan notar que su sonrisa sea artificial. Hoy en día esto no es un problema, ya que las carillas están hechas de materiales que las hacen parecer dientes naturales.

Por otro lado las carillas dentales son muy conservadoras con la estructura dental original. El tallado del diente es mínimo, así que se consigue una sonrisa uniforme y natural sin dolor. Después del tratamiento es habitual sentir los dientes sensibles, pero esta sensación no debería durar demasiados días.

Si tienes más dudas sobre el tratamiento con carillas dentales contacta con nuestros profesionales sin compromiso. En Dental Abril disponemos de carillas dentales para cada sonrisa: fundas de zirconio, de cerámica sin metal… Realizamos un estudio personalizado para colocar la carilla que mejor se adapte a ti. Pide cita, ¡Y cambia tu sonrisa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *