¿CEPILLO DE DIENTES ELÉCTRICO O MANUAL?

  1. 4

4

Esta es una de las preguntas más frecuentes de nuestros pacientes a la hora de comprar un cepillo nuevo, ¿cuál es el mejor?, ¿un cepillo dental manual o uno eléctrico?

Debemos decir que tanto el cepillado manual como el eléctrico son buenos, y con ambos tipos de cepillos se puede lograr un cepillado dental eficaz si se utilizan adecuadamente.

Se han realizado muchos estudios clínicos al respecto, y la tendencia hoy día nos inclina más hacia el uso del cepillo eléctrico porque conlleva una serie de ventajas. Por un lado se ha constatado que las personas que usan cepillos eléctricos suelen estar entre un 20 y un 40 % más de tiempo cepillándose los dientes, con lo cual van a reducir más la placa microbiana que es la causante de caries y enfermedad periodontal. Esto ya de por sí es una ventaja, puesto que el tiempo de cepillado es importante; cada cuarto de la boca debe de cepillarse unos 30 segundos, un total de 2 minutos para la boca completa. Existen en el mercado cepillos eléctricos que tienen una señal acústica que garantiza un cepillado de 2 minutos de duración, tal como se recomienda.

Por otro lado, cuando usamos un cepillo eléctrico, disminuimos el riesgo de ejercer demasiada presión sobre los dientes. Uno de los errores más frecuentes con el cepillado manual es el de cepillarnos demasiado fuerte, hacer mucha presión sobre el diente provocando abrasión del esmalte. En cambio, este riesgo no lo tenemos con el cepillo eléctrico, la fuerza que aplicamos se controla mucho mejor porque disponen de un sensor de control de presión, que nos avisa si estamos presionando demasiado.

Además el cepillado eléctrico es más cómodo y fácil, pues el movimiento que tienen es de rotación y el cabezal pequeño lo hace fácilmente accesible a todas las zonas de la boca.
En cambio, el cepillado manual implica realizar una técnica de barrido y muchas veces el paciente se cansa más rápidamente.
Lo que sí es importante, tanto con el manual como con el eléctrico, es crear una rutina y comenzar a cepillarse por el mismo orden todos los días, esto disminuye el riesgo de olvidarse de algunas superficies dentales durante el cepillado. Lo ideal es empezar por las zonas de difícil acceso.

Nuestra higienista te indicará la manera correcta de realizarlo, tanto si te decides por uno manual como por uno eléctrico.

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *